November 30, 2012 < Previous Entry | Next Entry >

Cientos de trabajadores de restaurantes de comida rápida reclaman salarios dignos

RSS
Fastfoodworkers

Escuche/Vea/Lea (en inglés)
El jueves los trabajadores de los restaurantes de comida rápida abandonaron sus puestos de trabajo en la ciudad de Nueva York para hacer una serie de concentraciones y piquetes, en lo que se ha dado en llamar la mayor serie de medidas de los trabajadores que afecta a la industria de la comida rápida del país. Cientos de trabajadores de decenas de restaurantes McDonald’s, Burger King, Taco Bell y otros decretaron una huelga y se concentraron para exigir una paga justa y el reconocimiento sindical. Los organizadores de la campaña Fast Food Forward están tratando de conseguir una paga de quince dólares la hora, casi el doble de lo que ganan los trabajadores que reciben el salario mínimo. Los trabajadores y sus aliados exigieron un salario que les permita mantener a sus familias. El co presentador de Democracy Now! Juan González habló con muchos de los trabajadores en huelga para escribir la columna que hace poco se publicó en el periódico New York Daily News, “One-day strike by fast-food workers at McDonald’s, Burger King and other restaurants is just the beginning" (La huelga de un día de los trabajadores de McDonald’s, Burger King y otros restaurantes de comida rápida es sólo el comienzo).

AMY GOODMAN: En Nueva York, trabajadores de restaurantes de comida rápida abandonaron sus puestos de trabajo el jueves para realizar una serie de concentraciones y piquetes en lo que se ha calificado como la mayor movilización de trabajadores en la industria de la comida rápida del país. Cientos de trabajadores de decenas de restaurantes McDonalds, Burger King, Taco Bell y otros, hicieron una huelga y se concentraron para exigir salarios justos y el reconocimiento de los sindicatos. Los organizadores de la campaña Food Fast Forward reclaman un aumento que lleve la paga a 15 dólares la hora, casi el doble del salario mínimo actual para estos trabajadores. Los trabajadores y sus aliados exigen un salario que les permita mantener a sus familias.

PAMELA WALDERON –KFC EMPLOYEE: Los Directores Ejecutivos de las compañías ganan cifras de seis dígitos. ¿Ustedes creen que a ellos les preocupa cómo hacemos para mantener a nuestros hijos? ¡No! ¿Acaso ellos saben cómo funciona el negocio? Día a día, todos los días, somos los empleados comunes y corrientes como yo los que lo hacemos funcionar.

JONATHAN WESTINNEW YORK CITY COMMUNITIES FOR CHANGE: Estamos aquí para decirles a McDonalds, Burger King que está detrás mío, Yum!, y otros restaurantes de comida rápida de toda la ciudad que los trabajadores no vamos a soportar esto. Y hay un movimiento de trabajadores para garantizar que la gente gane 15 dólares la hora y tenga derecho a sindicalizarse.

AMY GOODMAN: Estos son algunos de los titulares. Esto es DemocracyNow! con el informe de guerra y paz. Soy Amy Goodman.

JUAN GONZALEZ: Y yo soy Juan González. Damos la bienvenida a todos nuestros oyentes y espectadores del país y del mundo.

AMY GOODMAN: Juan, en tu artículo del New York Daily News de hoy sobre esta huelga de los trabajadores de

JUAN GONZALEZ: Sí, y creo que es importante entender, al ver cómo se está desarrollando esto ahora, porque esto no surgió de la nada. Durante el verano, el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios contrató unos 40 activistas para poner en marcha una campaña con los trabajadores de comida rápida de la ciudad de Nueva York. Y llegado el momento, se inspiraron en la protesta del "Viernes negro" realizada por los trabajadores de WalMart durante la semana pasada, y decidieron que era hora de actuar, aunque todavía están en proceso de organización, de dar a conocer lo que pasa en estas grandes empresas, como McDonalds, Burger King, Wendys, Dominos, y otros, Taco Bell; dar a conocer lo que está pasando, como forma de hacer despertar a más trabajadores.
Y lo que me llamó la atención fue la edad de muchos de los trabajadores. No se trata de trabajadores, o sea, según el estereotipo que había hace décadas, los trabajadores de cadenas de comida rápida eran mayormente estudiantes de secundaria y universitarios que buscaban ganar un poco de dinero extra. Pero lo que ocurre, como resultado de la gran recesión y la presión continua por bajar los salarios es que ahora hay muchísima gente mayor y de mediana edad en estos trabajos. Hablé con una trabajadora de 52 años que había trabajado 10 años en la empresa Off-Track Betting y antes de eso, estuvo otros 10 años en el restaurante Windows on the World en el World Trade Center. Y ahora está, según sus palabras, en el punto más bajo de su carrera laboral, ganando un salario mínimo en McDonalds. Así que lo que sucede que es estos trabajadores mayores hoy se ven obligados a aceptar estos puestos de trabajo con salarios bajos y todos traen, en alguna medida, experiencia sindical. Ellos saben lo importantes que son los sindicatos, y están catalizando, en la industria de comida rápida, el comienzo de lo que podría llegar a ser una gran campaña de sindicalización.

AMY GOODMAN: Y estos son puestos de trabajo que no pueden ser trasladados a China, porque son trabajadores del sector servicios.

JUAN GONZALEZ: Exactamente. Exactamente. Y creo que, aún están por verse los resultados, pero así es como empezaron todos los grandes sindicatos industriales, a partir de algunos activistas y algunos trabajadores que comprendieron la necesidad enorme de los trabajadores de ser tratados con dignidad.

AMY GOODMAN: Desde ya, seguiremos cubriendo esta historia. Pueden visitar nuestro sitio web: democracynow.org.
Martyna Starosta de Democracy Now! estuvo en la protesta de ayer y nos traerá más voces de quienes se encuentran manifestando afuera de los restaurantes de comida rápida.

Gracias por ver este informe. No aceptamos publicidad o financiación corporativa, por lo que dependemos de espectadores como usted. Por favor haga su contribución visitando democracynow.org. Necesitamos su apoyo hoy.

RSS