Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

December 11, 2012 < Previous Entry | Next Entry >

Egipto: Sharif Abdel Kouddous habla del estado de malestar y polarización antes del referéndum

RSS
Egypt-protester

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Egipto se prepara para una nueva manifestación en el día de hoy, contra el muy cuestionado intento del presidente Mohamed Morsi de someter el controvertido proyecto constitucional a un referéndum. Antes de que se inicien las manifestaciones previstas para hoy, hombres armados y enmascarados atacaron a los manifestantes de la oposición que acamparon en la plaza Tahrir durante la noche, hiriendo a más de una decena de ellos. Al menos siete personas murieron en enfrentamientos y cientos de miles tomaron las calles desde que Morsi amplió sus poderes de manera unilateral el mes pasado. Desde El Cairo, el corresponsal de Democracy Now! Sharif Abdel Kouddous presenta el siguiente informe.

AMY GOODMAN: Vamos a Egipto, que se prepara hoy para protestas masivas, ante la decisión del presidente Morsi de realizar un referéndum sobre el controvertido proyecto de constitución. Morsi ha dado poderes al ejército para detener a civiles y le ha ordenado proteger las instituciones del Estado de cara a la votación, prevista para el sábado. Hoy, agentes de seguridad egipcios dijeron que hombres enmascarados y armados atacaron a manifestantes que acampaban en la plaza Tahrir preparando las manifestaciones. Hubo más de una docena de heridos, y al menos siete muertos en enfrentamientos. Cientos de miles de personas han salido a las calles desde que Morsi emitió su decreto el mes pasado.

Ampliamos sobre este tema con un informe de Sharif Abdel Kouddous para Democracy Now! desde las calles de El Cairo.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Protestas masivas, polarización creciente y nuevos niveles de violencia política. A casi dos años del inicio de su revolución, Egipto vive una agónica crisis en su proceso de transición. En medio de esta agitación se llevará a cabo el altamente polémico referéndum sobre la nueva constitución del país.

El conflicto estalló hace tres semanas, cuando el presidente electo, Mohamed Morsi, emitió un controvertido decreto adjudicándose poderes casi absolutos y fuera del alcance del poder judicial. El decreto provocó las mayores manifestaciones realizadas en Egipto desde el derrocamiento de Hosni Mubarak, pero esta vez la ira estaba dirigida al presidente electo y el grupo al que pertenece, la Hermandad Musulmana.

En el centro de la crisis se encuentra la constitución. Morsi y sus partidarios han dejado claro que la razón principal del polémico decreto era evitar que el organismo que estaba redactando la nueva constitución, pudiera ser disuelto por un tribunal.

GEHAD EL-HADDAD: El decreto fue emitido para proteger a la Asamblea Constituyente, sabiendo que en una fecha determinada el Tribunal Constitucional se proponía anularla. Y no solo eso, sino que llegarían incluso a cuestionar la legitimidad de la propia presidencia.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Gehad El-Haddad es asesor ejecutivo de los Hermandad Musulmana y de su brazo político, el partido Libertad y Justicia. Dice que el Tribunal Supremo Constitucional representaba una amenaza para el proceso de transición democrática.

GEHAD EL-HADDAD: Al fin y al cabo, se trata de un organismo designado por Mubarak. Y consideramos que esos organismos no deberían tener autoridad sobre los organismos electos en el Egipto posrevolucionario. El poder judicial debe tener su independencia, pero sin embargo este poder judicial fue uno de los principales causantes de los previos descarrilamientos de la constitución egipcia.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Esta medida intensificó la confrontación entre la Hermandad y el poder judicial, llevando a miles de jueces de todo el país a realizar una huelga. En diferentes ciudades del país fueron atacadas las oficinas de la Hermandad Musulmana. Mientras tanto, también había disenso al interior de la Asamblea Constituyente. Casi todos sus miembros no islamistas, incluyendo los representantes de la Iglesia Cristiana Copta, se retiraron de la misma como protesta.

KHALED FAHMY: Tenemos un texto, en primer lugar, elaborado por un grupo, por una asamblea constituyente que no es representativa de la diversidad de la sociedad egipcia.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Khaled Fahmy es director del Departamento de Historia de la Universidad Americana de El Cairo.

KHALED FAHMY: Este texto está escrito por gente, por la mayoría, pensando por la mayoría. La Constitución debería ser escrita desde la perspectiva de las minorías. La constitución, el sentido de una constitución es proteger los derechos y las libertades personales. Se trata de limitar y controlar el poder del Estado, no de reflejar la hegemonía de la mayoría. Pero eso es lo que está pasando en este proceso.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Gehad El-Haddad, de la Hermandad, niega que quienes se retiraron de la Asamblea tuvieran quejas legítimas sobre el proceso de elaboración del texto. Dice que se retiraron al final, luego de meses de negociaciones.

GEHAD EL-HADDAD: Se retiraron principalmente para los medios de comunicación, por la presión de sus colegas, la presión grupal. Sus partidos tenían que ejercer presión sobre ellos, sin importar la razón. Para muchos era una pulseada política. En mi opinión, las quejas no eran legítimas, pienso que muy pocas de esas quejas tenían una base. Al fin y al cabo, Egipto es un país muy diverso. Existe tanto un secularismo fundamentalista como un islamismo fundamentalista y todo el espectro intermedio. Y dentro de esa Asamblea Constituyente, la Hermandad Musulmana se movía en una línea muy fina entre la derecha y la izquierda.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: El proyecto de Constitución se hizo aún más polémico cuando miembros de la Asamblea organizaron una apresurada votación final y aprobaron el proyecto, en una sesión de 17 horas que duró hasta las 6 de la mañana siguiente. Acto seguido, Morsi fijó la fecha del referéndum sobre la Constitución para el 15 de diciembre. Esto intensificó aún más las protestas masivas en ciudades de todo el país y profundizó la división política. Aún así, la Hermandad afirma que cuenta con el respaldo de la mayoría de la población.

GEHAD EL-HADDAD: Todo el mundo sabe cuánto apoyo de base tiene el movimiento islamista actualmente en Egipto. Así que no les conviene hacer comparaciones en términos de cifras.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Ahmad Shokr, escritor y doctorando en Historia de Oriente Medio, cuestiona esa afirmación.

AHMAD SHOKR: Por supuesto, el presidente Morsi y los Hermanos Musulmanes suelen decir que son la verdadera expresión de la mayoría egipcia, y ese planteo se ha repetido bastante en la cobertura mediática de habla inglesa. Pero no existe una base empírica que demuestre esto. Como dije, las manifestaciones de ambos lados han congregado cientos de miles de personas. Y si nos fijamos en los resultados de la última elección presidencial, el presidente Morsi solo logró ganar en la segunda vuelta, con una estrecha mayoría del 51%, que incluyó el voto salafista y un gran número de votantes de sectores no islamistas, que tenían miedo de que con Ahmed Shafik se restaurara el viejo régimen.

KHALED FAHMY: Esa forma de pensar puede ser muy grave. O sea, es como decir, somos más y podemos aplastaros; ustedes no tienen legitimidad. Bueno, con ese criterio se redactó la Constitución: nosotros somos mayoría y ustedes son minoría; no cuentan.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Luego de que Morsi convocara al referéndum, la oposición decidió intensificar las protestas y llevarla de plazas como Tahrir al palacio presidencial. Decenas de miles de personas participaron en la manifestación más grande de este tipo, afuera del complejo presidencial. Cientos de personas se instalaron con carpas para realizar un acampe de protesta. Los acontecimientos del día siguiente marcaron una seria intensificación de la crisis. Altos dirigentes de la Hermandad Musulmana convocaron a sus miembros y a otros simpatizantes a dirigirse al palacio presidencial para, en sus palabras, "proteger la legitimidad" del presidente.

GEHAD EL-HADDAD: Este fue un intento de golpe de Estado. Y la Hermandad Musulmana hizo que sus partidarios, y el resto de los seguidores del presidente Morsi, se paren con ellos, como escudos humanos para proteger al presidente y el palacio presidencial.

KHALED FAHMY: Los más altos dirigentes de la Hermandad Musulmana ordenaron a las bases salir a las calles y limpiar el área que rodeaba el palacio presidencial. Es una señal muy inquietante. Y esta no es la manera de gobernar un país. Y ellos lo sabían.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Miles de miembros de la Hermandad y sus partidarios llegaron al palacio. Despejaron el área de manifestantes, golpeando a algunos de ellos y destrozando sus carpas. Cuando se supo de este ataque, los manifestantes se reagruparon y tomaron represalias contra los partidarios de Morsi. Los enfrentamientos se intensificaron rápidamente, con ambos bandos lanzándose piedras entre sí y disparándose con escopetas y balas reales. Al menos siete personas resultaron muertas y hubo cientos de heridos. Lobna Darwish es una de las manifestantes anti-Morsi.

LOBNA DARWISH: Lo que sucedió el miércoles pasado fue particularmente horrible, ya que, por primera vez se trataba de civiles que estaban en la calle, atacándonos, no porque se les pagara o porque fuera su trabajo o lo que sea, sino porque creían en algo. Y esta creencia, creo que es para todos, en ambos bandos, quiero creer que en ambos bandos, era muy impactante y muy triste que, de repente, en vez de estar enfrentando al régimen y a sus oficiales, o sea, a alguien vestido de policía o de militar, o algo así, estamos frente a personas normales que probablemente viven en tu misma calle, gente corriente, gritando contra ti como si fueras el enemigo, o fueras alguien que está ocupando sus tierras o fueras un infiel, o algo así. Fue una experiencia muy diferente, a nivel emocional y político.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Se llamó a la guardia republicana, que desplegó una docena de tanques alrededor del palacio. Entretanto, cinco asesores presidenciales de Morsi dimitieron, culpándolo por la violencia. La noche siguiente, Morsi dio un discurso televisado por cadena nacional, en el que culpó del estallido de violencia a una "quinta columna" y alegó que miembros remanentes del régimen de Mubarak habían contratado matones. Esta afirmación expresa muchas de las críticas de la Hermandad que dicen que la oposición está dirigida por antiguos miembros del régimen de Mubarak.

AHMAD SHOKR: Si bien es posible que ciertas élites estatales de la era Mubarak estén intentado obstaculizar sus planes, yo diría que eso no sucede con muchos de los nuevos partidos no islamistas y los miles de manifestantes que han salido a las calles durante las últimas dos semanas. Se trata de gente que está demandando tener voz en el proceso.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: El presidente también se mantuvo firme en su plan de celebrar el referéndum el 15 de diciembre. La oposición organizó protestas masivas al día siguiente y hubo grandes marchas hacia el palacio presidencial. La guardia republicana construyó barricadas para impedir que la gente se acerque al recinto.

Estamos junto a un muro recién construido que separa a decenas de miles de manifestantes del recinto presidencial, que se encuentra a unos cientos de metros de distancia. Las decenas de miles de manifestantes que se han reunido aquí están pidiendo ahora que el presidente Mohamed Morsi se vaya. Ya no le piden que revoque el decreto. La Guardia Republicana ha desplegado su personal, formando un cordón humano para impedir el paso de la gente. También han instalado tanques. La gente está muy decidida y las protestas son enérgicas.

Al ser tantos, los manifestantes pudieron desbordar pacíficamente a la guardia republicana, cruzaron las barricadas y corrieron hacia el palacio. Allí comenzaron a hacer pintadas en los muros y cantar proclamas contra Morsi y la Hermandad. Muchos dijeron que querían que Morsi dimitiese ahora, luego de la violencia de la noche del miércoles.

YASMINE ALAA: Mi nombre es Yasmine. Tengo 23 años y estoy aquí porque vi cómo arrasaron con el acampe y se nos vinieron encima, y éramos muy pocos los que estábamos allí. Hoy he venido para decir no a la constitucion y no al decreto constitucional, y no a Morsi después de la masacre que presencié el miércoles. Morsi ha perdido su legitimidad cuando ví gente morir delante mío el miércoles. Debe caer. Ayer en su discurso no se disculpó, ni nada. Y todavía dice que hay otros intereses, todavía dice que hay matones. No somos matones.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: En su discurso, Morsi insistió en que el referéndum se llevaría a cabo el 15 de diciembre. También invitó a los miembros de la oposición a dialogar el sábado. El Frente Nacional de Salvación, una alianza de grupos de la fracturada oposición que se juntaron por primera vez para oponerse al decreto constitucional de Morsi, se negó a asistir. Este es Khaled Dawoud, portavoz del grupo.

KHALED DAWOUD: El presidente, al ofrecer el diálogo, ofreció abrir la discusión sobre los temas que son prioridad para él, mientras que en su discurso del jueves continuó ignorando nuestras dos demandas centrales. Dijo: "Vengan y hablemos sobre la ampliación del Consejo de la Shura, la cámara alta del Parlamento, hablemos sobre la próxima ley electoral". Y a lo largo de su discurso insistió en mantener fija la fecha del referéndum sobre la nueva constitución. Así que nos pareció que era inútil ir a hablar sobre un programa que ya está decidido y que ignora nuestras demandas.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: El Frente Nacional de Salvación está encabezado por el Nobel de la Paz Mohamed ElBaradei, junto con los ex candidatos presidenciales Amr Moussa y Hamdeen Sabahi. Muchos ven a este grupo como la cara de la oposición política, aunque no necesariamente representa al movimiento de protesta, que está pidiendo un cambio más fundamental.

LOBNA DARWISH: Una parte de la ira tiene que ver con la Constitución, y con el decreto, pero no es solo eso. Para Baradei, para Hamdeen Sabahi para Amr Moussa, para todo el Frente de Salvación, su demanda es estar representados en esta Constitución. Su demanda es tener participación como oposición política.

Pero nosotros no somos oposición, somos revolucionarios. Nuestro problema no es tener una Constitución mejor, nuestro problema es que se cumplan las demandas que venimos sosteniendo hace ya dos años: derribar al régimen, tener una vida mejor, tener la vida que creemos que merecemos, y por la que hemos estado luchando durante, por lo menos, dos años. Así que ellos tienen demandas muy distintas a la nuestras. Lo que quieren es la representación liberal en la constitución, participar y ser escuchados en la toma de decisiones. Nosotros, lo que queremos es un Egipto diferente, un futuro diferente.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Si bien el Frente de Salvación Nacional no se reunió con Morsi, algunas personalidades menos destacadas sí participaron en el diálogo. Y tarde en la noche del sábado el grupo anunció la anulación del decreto del 22 de noviembre, que daba al presidente poderes por encima del poder judicial. El referéndum, sin embargo, se celebraría el 15 de diciembre como estaba previsto.

KHALED FAHMY: Tenemos una semana, desde ahora hasta el día de la votación, que es el próximo domingo. Una semana no alcanza para debatir estas cosas. No tuvimos tiempo la semana pasada para hacerlo. Estábamos ocupados matándonos en las calles. Entonces, ¿qué presidente responsable podría pensar que, dando este texto a la gente para que lo vote en una semana, el resultado final será el aumento de su legitimidad? O sea, el problema es que ese aumento de legitimidad será a expensas de la estabilidad de la sociedad.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Mucha gente piensa que el referéndum se aprobará, dada la capacidad electoral demostrada por la Hermandad. La Hermandad insiste que es justo realizar la votación el 15 de diciembre.

GEHAD EL-HADDAD: No es culpa nuestra que los argumentos de la oposición no tengan fuerza para atraer a los votantes. No nos vamos a hacer responsables de su incapacidad para representar a su propia población. Al fin y al cabo, cada quien tenía sus argumentos y nos votaron a nosotros. Tanto el sí como el conllevan un plan de acción. Finalmente, algunos tendrán sus razones para el sí y muchos las tendrán para el no. Seguiremos adelante con el proceso, sea cual sea el resultado, siempre y cuando sea la voluntad del pueblo.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Con las protestas masivas tanto de partidarios como de opositores del presidente, la situación en Egipto sigue siendo muy volátil. Esta semana el ejército comenzó a desplegar sus tropas en los centros electorales de todo el país para el referéndum del sábado. El despliegue se produce después de que Morsi diera autoridad para arrestar a civiles hasta que se conociera el resultado del referéndum. El ejército tiene interés propio en el resultado de la votación.

AHMAD SHOKR: Bueno, en la Constitución queda claro que se mantendrán los principales privilegios del ejército. Saldrán muy beneficiados con esta Constitución. Su presupuesto se mantendrá en secreto. Tendrán mucha influencia en las decisiones de seguridad nacional. El Ministerio de Defensa se mantendrá bajo el control de militares, no de civiles. Tendrán derecho a seguir juzgando a civiles en cortes militares. De modo que el ejército ha conservado prácticamente todos sus intereses centrales y ha logrado la autonomía suficiente, con esta nueva constitución, para tener autoridad sobre sus intereses, sin ningún tipo de control democrático.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Sea cual sea el resultado del referéndum, los manifestantes afirman que lucharán contra Morsi y la Hermandad Musulmana en el poder.

LOBNA DARWISH: Cuando comenzaron las protestas contra Mubarak, se dijo que por fin se había cruzado la barrera del miedo. Y ahora nuevamente, la barrera del miedo se ha cruzado con la Hermandad Musulmana. Durante años y años hemos estado aterrorizados con lo que la Hermandad Musulmana podía hacer con Egipto y aquí están. Ahora que están en el poder solo son capaces de hacer lo mismo que hizo Mubarak durante años. E incluso estamos viendo en la calle que cada vez son menos, que su apoyo se reduce. Vemos que mucha gente común, no gente que uno esperaría ver protestando contra la Hermandad Musulmana, ahora dice: "Ya es suficiente. No vamos a soportar esto. Esta gente nos quiere arrebatar nuestro país. No vamos a dejar que lo hagan". Y pienso que en los 80 años que de acción que tiene la Hermandad, creo que es ahora cuando cuentan con menos apoyo popular.

KHALED FAHMY: Es porque la Hermandad Musulmana está recurriendo a la violencia y diciendo: “Somos muchos más que ustedes. Los aplastaremos. Si no lo hace la policía, el ejército o la Guardia Republicana, lo harán nuestros matones". Eso es lo que los principales miembros de la Hermandad Musulmana han dicho explícitamente. Pero la determinación de la oposición que se afirma en sus principios —con su propio cuerpo como arma, nada más— es lo que nuevamente me da confianza en que el espíritu revolucionario en este país sigue vivo y coleando.

SHARIF ABDEL KOUDDOUS: Para Democracy Now!, Sharif Abdel Kouddous con Hany Massoud, en El Cairo, Egipto.

Traducido por Javier Pérez, edición Veronica Gelman y Democracy Now! en español.

RSS