June 21, 2013 < Previous Entry | Next Entry >

Recordamos a James Gandolfini por su apoyo a los veteranos heridos y los medios comunitarios

RSS
Gandolfini2

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El actor James Gandolfini —conocido como el jefe de la mafia Tony Soprano en la exitosa serie televisiva Los Soprano— murió el miércoles a los 51 años de edad. Mientras la cobertura sobre su fallecimiento se ocupa principalmente de su carrera como actor, poco se ha dicho del costado más político de su carrera. En la ciudad de Nueva York, Gandolfini era una figura muy querida no solo por su actuación en los escenarios y la pantalla, sino además por su gran apoyo a los medios de comunicación comunitarios y por producir documentales críticos sobre la guerra. En 2010, produjo la película Wartorn: 1861-2010 (Destrozados por las guerras) para la cadena HBO, sobre los trastornos de estrés postraumático desde la Guerra Civil hasta las guerras en Irak y Afganistán. Además condujo una serie de entrevistas profundas a soldados estadounidenses heridos en la guerra en Irak, para una película en HBO en 2007, Alive Day Memories: Home From Iraq (Recuerdos de cuando estaba vivo: el regreso de Irak). Hablamos con los codirectores de la película, Jon Alpert y Matthew O’Neill.

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now!, estamos en democracynow.org con el informe de guerra y paz. Soy Amy Goodman, con Juan González. Hoy recordamos a James Gandolfini. ¿Juan?

JUAN GONZÁLEZ: Así es. Terminamos el programa de hoy hablando sobre uno de los lados menos conocidos del conocido actor James Gandolfini, aclamado por su papel como el jefe mafioso Tony Soprano, en la serie de televisión “Los Soprano”. El miércoles, a la edad de 51 años, murió mientras estaba de vacaciones con su familia en Italia, posiblemente de un ataque al corazón.

La cobertura que hicieron los medios sobre su muerte se ha centrado principalmente en su interpretación de Tony Soprano, un papel que le valió tres premios Emmy. También ha sido reconocido por su actuación en películas como Get Shorty, Killing Them Softly y Dark Zero Treinta, sobre la caza de Osama bin Laden. El creador de “Los Sopranos”, David Chase, declaró que considera a Gandolfini "uno de los más grandes actores de este y de todos los tiempos".

AMY GOODMAN: Sin embargo, los medios de comunicación han hablado poco sobre el lado más político del trabajo de James Gandolfini. En la Ciudad de Nueva York era un personaje muy querido, no sólo por sus actuaciones en el escenario y en la pantalla, sino también por su apoyo a los medios comunitarios. Y si bien ha sido muy elogiado por sus papeles de ficción, no ha recibido tanta atención por su participación protagónica en dos documentales sobre los estragos de la guerra en soldados estadounidenses. En 2010, produjo la película de HBO Wartorn: 1861-2010 que aborda los trastornos de estrés postraumático desde la Guerra Civil hasta las guerra de Irak y Afganistán. También, en el año 2007, realizó una serie de entrevistas en profundidad con soldados estadounidenses heridos en la guerra de Irak para un documental de HBO llamado Alive Day Memories: Home from Irak. La película se centra en la idea de que los soldados recuerdan dos fechas importantes en su vida: su cumpleaños y su día de supervivencia, el día en que se salvaron por poco de una muerte violenta. Este es el tráiler de la película.

JAMES GANDOLFINI: ¿Cómo estás? Mike, estoy justo frente a ti. Soy Jim Gandolfini.

SOLDADO 1: Hola. ¿Cómo le va, señor? ¿Cómo está?

bq.JAMES GANDOLFINI: Me alegro de verte aquí.

SOLDADO 1: Excelente.

JAMES GANDOLFINI: ¿Por qué ingresaste al ejército?

SOLDADO 2: Yo quería ir a proteger a la nación, a defenderla y castigar a aquellos que buscaran destruirla.

JAMES GANDOLFINI: Toda la gente con la que he hablado sabe el día exacto en que la guerra los golpeó.

TENIENTE PRIMERA DAWN HALFAKER: Fue una de esas noches en el desierto. Nunca lo olvidaré.

SOLDADO 3: Tenía la mano izquierda en el volante. Yo estaba fumando, y luego estalló la bomba.

SOLDADO 4: Todo lo que oí fueron gritos, y todo se volvió negro.

AMY GOODMAN: Ese era el trailer de la película de HBO Alive Day Memories: Home from Iraq, producida por James Gandolfini.

Para hablar sobre este tema, nos acompañan aquí en Nueva York los co-directores de esta película, y también de Wartorn, Jon Alpert y Matt O’Neill. Ellos trabajan juntos en el Downtown Community Television (DCTV por sus siglas en inglés), un centro de medios de comunicación comunitarios, donde nosotros también trabajábamos hasta que nos trasladamos a este nuevo estudio. Aquí James Gandolfini era miembro de la junta directiva. Jon Alpert es el fundador y director ejecutivo del DCTV. Este año, Jon y Matt fueron nominados para un Oscar por su corto Redemption, acerca de los recolectores de botellas y latas en la Ciudad de Nueva York. En los últimos años también han obtenido otros premios, incluyendo cuatro Emmys por la película Bagdad ER, del año 2006.

Bienvenidos a Democracy Now! es un placer volver a verlos. Jon, háblanos de James Gandolfini. Era amigo tuyo, era miembro del consejo de DCTV, y produjo tus películas.

JON ALPERT: Él era amigo de mucha gente. Y creo que si pudiéramos resumir su personalidad, podríamos decir que él creía en no dejar a nadie atrás. No dejó atrás a sus amigos de la secundaria. No dejó atrás a sus amigos de la universidad. No dejó atrás a los soldados. No dejo atrás a las personas con problemas de aprendizaje, y no me dejo atrás a mí. O sea, cuando Jim llegaba a la ciudad, el teléfono no paraba de sonar. Por ejemplo, Democracy Now! y DCTV solíamos ser vecinos. Estamos a 20 cuadras de distancia, y nos consideramos amigos, pero no nos llamamos por teléfono. Trabajamos. Estamos cada uno en su mundo. Bueno, el mundo de Jim era realmente grande, y se aseguraba de nunca olvidarse de nadie. Y si tú eras su amigo o amiga, lo eras para siempre.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Y cómo fue que se involucró con DCTV? Porque, obviamente, muchas veces la actuación comercial está alejada de la realización de documentales y de los medios comunitarios.

JON ALPERT: Fue al trabajar en los documentales. Todos sentimos mucho respeto por el sacrificio de los soldados, así como el horror del costo de la guerra. Y él trabajó muy duro para estos documentales. O sea, lo interesante que tienen estos documentales es que muestran esencialmente la guerra en todo su terror. Son películas contra la guerra. Y el ejército los aceptó y los usa; se los muestra a cada soldado que entra al ejército. Es decir, fue una serie de documentales muy útil. Y así llegó a DCTV. Le caían especialmente bien nuestros niños de secundaria. Les compró cámaras, para la última Navidad, para que pudieran contar sus historias. Nosotros no teníamos dinero para cámaras y Jim las compró.

AMY GOODMAN: Quiero pasar una de las entrevistas de Jim Gandolfini en Alive Day Memories: Home from Irak, en la que habla con la Teniente Primera Dawn Halfaker, que perdió un brazo en Irak.

TENIENTE PRIMERA DAWN HALFAKER: Cuando volví, mucha gente me preguntaba: "Bueno, ¿cómo te sientes? ¿Piensas en casarte? ¿Piensas en tener novio? ¿Crees que tendrás hijos? Y, bueno, no sabía qué responder a todas esas preguntas. Pero a medida que sigo con mi vida, voy aprendiendo que esas cosas no tienen nada que ver con estar amputada. Es decir, bueno, me pregunto si mis hijos —si alguna vez tengo hijos—, me pregunto si me va a querer igual, por como soy. Y espero que sí.

JAMES GANDOLFINI: ¿A qué te refieres, qué es lo que se te pasa por la mente?

TENIENTE PRIMERA DAWN HALFAKER: Bueno, por la realidad que me toca, ¿seré capaz de criar a un niño? No voy a poder levantar a mi hijo o hija con mis dos brazos. No lo haré. Pero bueno, espero que igual me amen y espero ser una buena madre. ¿Qué se puede hacer?

JAMES GANDOLFINI: Bueno, si sirve de algo, yo creo que serás una madre maravillosa.

AMY GOODMAN: Ese era Jim Gandolfini hablando con la Teniente Primera Dawn Halfaker. ¿Matt O’Neill?

MATTHEW O’NEILL: Creo que lo que se ve allí, cuando le pregunta a Dawn, "¿Qué es lo que se te pasa por la mente?" después de una larga pausa, es un ejemplo de cómo él se conectaba con la gente. Escuchaba con tanto cuidado lo que los soldados estaban diciendo. Prestaba mucha atención a lo que se estuviera diciendo, ya fuera sobre documentales o sobre la amistad. Y trataba a todos con respeto y calidez. Y creo que, bueno, cuando mencionabas antes el lado político de Jim, yo pensaba en estas entrevistas, no era político en el sentido tradicional de la palabra, él quería que la gente escuche las historias que él había escuchado de otra gente. Lo que decían lo inspiraba. Y lo inspiraba el hecho de que nunca antes había oído historias como esas. Hizo giras con la USO (United Service Organization, una organización sin fines de lucro que busca dar apoyo y ánimo a las tropas estadounidenses) y volvió diciendo: "¿Por qué nadie habla las vidas de estos soldados? ¿Cómo puedo ayudar a que estas historias sean contadas?“ Y en la película se puede ver, incluso en el fragmento que pasamos recién, que lo que siempre se muestra de él durante la película es la parte posterior de la cabeza, porque él quería las cámaras y las luces enfocadas en las otras personas.

JUAN GONZÁLEZ: Esa es una de las cosas que yo quería plantear, él tenía muy poca necesidad de mostrarse en las películas, o de lucirse con preguntas largas.

MATTHEW O’NEILL: Siempre se trató de ellos. Recuerdo cuando estábamos promocionando la película en Los Ángeles, y los periodistas lo llamaban, "Jim, Jim" o " James, James, Sr. Gandolfini” Y él siempre agarraba a alguno de los soldados y decía: "No me hablen a mí, hablen con ellos. Se trata de ellos, no se trata de mí. Yo no tengo nada para decir.” Y él prestó su energía y su calidez, y su compasión a estas historias que no estaban siendo escuchadas. Fue un verdadero regalo para todos.

AMY GOODMAN: Vamos a ver un fragmento del documental de HBO Wartorn, en el que James Gandolfini entrevista a dos miembros de la Guardia Nacional de Louisiana en el Campamento Slayer en Irak. Los soldados son el Sargento John Wesley Mathews y el Sargento de Primera Clase Jonathan Deshotels.

SARGENTO JOHN WESLEY MATHEWS: Es difícil que te enseñen a hacer lo que nosotros hacemos, o sea, son armas de combate. Y luego esperan que simplemente nos olvidemos de ello. Y eso es lo difícil de estar en la Guardia Nacional, es que se espera que uno al volver se reintegre en la sociedad como si nada.

JAMES GANDOLFINI: ¿Quiénes esperan eso?

SARGENTO DE PRIMERA CLASE JONATHAN DESHOTELS: Familiares, amigos, cualquiera.

SGT. JOHN WESLEY MATHEWS: Y también el ejército. A principios de Abril de 2006 fue realmente cuando toqué fondo. De hecho, contemplé el suicidio por un tiempo. Había llegado hasta un punto donde, realmente, ya no sabía quién era. No sabía dónde estaba, mentalmente. Estaba perdido. Es decir, realmente sentía que estaba caminando a tientas, en la oscuridad.

SARGENTO DE PRIMERA CLASE JONATHAN DESHOTELS: Es como que no te puedes recuperar.

SARGENTO JOHN WESLEY MATHEWS: Si.

SARGENTO DE PRIMERA CLASE JONATHAN DESHOTELS: Simplemente no puedes estar bien, sentirte bien contigo mismo, no importa lo que hagas.

JAMES GANDOLFINI: Y hablar con otras personas, hablar con otra gente ¿tampoco eso ayuda?

SARGENTO DE PRIMERA CLASE JONATHAN DESHOTELS: No, tampoco. Es como que no puedes entender qué te pasa.

SARGENTO JOHN WESLEY MATHEWS: Y se algo que te va a destrozar, que va a destrozar tu vida. Y muchos soldados lo resuelven quitándose la vida, o con una botella o algo así, porque no saben qué hacer.

AMY GOODMAN: Ese era el documental Wartorn. La voz que se oye como a lo lejos es de Jim Gandolfini. ¿Jon Alpert?

JON ALPERT: Sí. Pero él no estaba lejos de la gente, porque todos sentían que ya lo conocían. Estaba presente en las casas cada domingo por la noche, y era parte de la familia. Pasaba más tiempo con la gente que sus propios parientes. La gente lo reconocía enseguida y se identificaba con él. Y entonces les resultaba fácil hablar con él y compartir cosas íntimas. Y eso fue un aporte extraordinario que él dio a estos documentales.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Y cómo era su participación en DCTV? Es decir, siendo miembro del consejo directivo, ¿iba por allí con frecuencia?

MATTHEW O’NEILL: Venía siempre que estaba en la ciudad. O sea, él siguió haciendo documentales, y se mantuvo involucrado en nuestras vidas, de la misma forma en que se mantuvo involucrado en la vida de los soldados. Muchas de las personas que aparecen en Wartorn y Alive Day Memories se han contactado con nosotros, compartiendo el duelo. O sea, él les había dado a estos hombres y mujeres su número de teléfono móvil. Era una súper estrella de cine y esta gente se mantuvo en contacto con él durante años, porque él que se abrió a esa conexión íntima y la sostuvo.

AMY GOODMAN: Jon Alpert, ¿quieres hacer un último comentario?

JON ALPERT: Bueno, ahora estamos en la mitad de un documental que él estaba produciendo, sobre personas con problemas de aprendizaje. Es otra causa con la que se sentía conmovido, también con esa idea de no dejar a nadie atrás. Los niños a quienes se manda al fondo de la clase; él sentía que eso no estaba bien. Sabía que si tenían oportunidades educativas adecuadas, podían brillar, y quería que todo el país pudiera reflexionar sobre eso.

Y me gustaría que la gente que sigue Democracy Now! piense en Jim, y también que recordemos a otro documentalista, Saúl Landau, que es un amigo nuestro, y necesita que le enviemos nuestros mejores deseos. Es un gran tipo.

AMY GOODMAN: Así es, deseamos lo mejor para Saúl. En a nuestro sitio web, democracynow.org, se pueden ver las entrevistas que realizamos con Saul Landau, que ahora está luchando contra el cáncer. Bueno, quiero agradecer a ambos por haber estado con nosotros y por todo el trabajo que hacen. Jon Alpert y Matt O’Neill, co-directores de Wartorn y Alive Day Memories: Home from Irak, dos documentales producidos por James Gandolfini.

Edición: Verónica Gelman y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org.

RSS