12 de Junio de 2007

En un gran revés para el gobierno de Bush, un tribunal federal dictamina que EE.UU. no puede detener a residentes legales como "combatientes enemigos" sin imputación de cargos

Almarritn

El dictamen judicial se presentó en el caso de la única persona aún detenida como combatiente enemigo en suelo estadounidense, Ali al-Marri, quien fue detenido hace cinco años en su hogar en Peoria, Illinois. La jueza Diana Gribbon Motz declaró que autorizar la detención militar indefinida: "tendría consecuencias desastrosas para la Constitución y para el país".

Escuche/Vea/Lea (en inglés)