Mientras el embajador de Estados Unidos en Afganistán expresa dudas sobre el aumento de tropas, un nuevo informe revela que Estados Unidos financia a los talibanes de forma indirecta

12 de noviembre de 2009
Reportaje
Taliban ben web

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

En su desacuerdo de último momento, previo a una importante reunión del gabinete de guerra sobre la intensificación de la guerra en Afganistán, el embajador de Estados Unidos en ese país, Karl Eikenberry, expresó sus dudas respecto a un aumento del número de efectivos hasta tanto el gobierno afgano aborde el problema de la corrupción y otros problemas internos. Mientras tanto, un nuevo informe revela que el gobierno de Estados Unidos está financiando a las mismas fuerzas afganas insurgentes a las que combaten los soldados estadounidenses y de la OTAN. El periodista de investigación Aram Roston descubrió que los contratistas civiles del Pentágono presentes en Afganistán acaban pagando a grupos insurgentes para que protejan las rutas estadounidenses de suministros de posibles ataques.


The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.