16 de Diciembre de 2009

La policía reprime con gas lacrimógeno y arresta a varios manifestantes en una marcha que se dirigía a la cumbre sobre el clima de la ONU mientras cientos de personas en el interior de la cumbre la abandonaban como gesto de protesta

Copsprotestun

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

En Copenhague, miles de manifestantes marcharon este miércoles hacia la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático con la intención de transformar las conversaciones en una asamblea popular y para exigir justicia climática. La policía disparó gases lacrimógenos y arrestó a más de 200 personas. Mientras tanto, en el interior del Bella Center, cientos de personas abandonaron la conferencia con la intención de reunirse con los manifestantes del exterior, pero se encontraron con una fuerte reacción por parte de la policía.