21 de Diciembre de 2009

El acuerdo de Copenhague liderado por Estados Unidos es criticado como defectuoso y antidemocrático

Cop15-wrapup

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

La cumbre climática de Copenhague se cerró el sábado con la aceptación reticente de las naciones participantes de “tomar nota de” pero no apoyar el acuerdo no vinculante anunciado la noche del viernes por el presidente Obama. El acuerdo de 12 páginas busca limitar el calentamiento global a un aumento máximo de temperatura de 2 grados Celsius, pero no especifica objetivos para el recorte de emisiones de gases de efecto invernadero. Hablamos con George Monbiot, columnista de The Guardian y con Lucia Green-Weiskel, de la organización Innovation Center for Energy and Transportation (Centro de Innovación en Energía y Transporte), con sede en China.