A pesar de sus promesas de campaña, el presidente Obama adopta la política de confidencialidad del presidente Bush

17 de junio de 2009
Reportaje

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

En sus primeros meses en el cargo, Obama ha hecho suyas las justificaciones esgrimidas por el gobierno de Bush para mantener como confidencial información importante del gobierno. Más recientemente, el Servicio Secreto rechazó peticiones de dos organizaciones para que se de acceso público a los registros de visitantes de la Casa Blanca. Los registros documentan las reuniones que tuvieron lugar en el Ala Oeste de la Casa Blanca y que podrían haber incidido en el diseño de las políticas de Obama en términos de regulación bancaria, política ambiental, rescate económico y asuntos exteriores. El grupo Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington presentó ayer una demanda contra el gobierno de Obama, intentando así que se hagan públicas las visitas de ejecutivos de compañías de la industria de la minería del carbón a la Casa Blanca.


The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.