A pesar de la prohibición dictada por la Corte Suprema de Estados Unidos, Texas sigue condenando a pena de muerte a criminales con retraso mental

12 de enero de 2010
Reportaje
Mentally ill deathrow

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Un fallo que la Corte Suprema de Justicia dictó en 2002 permite a cada estado fijar su propia definición de retraso mental para determinar, de acuerdo a esos criterios, qué personas pueden enfrentar la ejecución. En lugar de adoptar los estándares clínicos aceptados por la Corte Suprema para determinar el diagnóstico de "retraso mental", Texas ha dado un amplio margen de maniobra a las evaluaciones realizadas por los psicólogos. Actualmente, el psicólogo George Denkowski se enfrenta a un estudio minucioso por la utilización de métodos que, según los críticos, sirven para condenar a muerte de manera injusta a presos con retraso mental. Para conocer más sobre este tema, emitimos un informe realizado por Renee Feltz del Texas Observer.


The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.