23 de Diciembre de 2010

Los comunicados diplomáticos filtrados por WikiLeaks revelan que Estados Unidos intentó vengarse de Europa por restricciones a cultivos genéticamente modificados de Monsanto

Gmo-corn

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Los comunicados diplomáticos filtrados por WikiLeaks revelan que el gobierno de Bush buscó formas de vengarse de Europa por haberse negado a usar semillas modificadas genéticamente. En 2007, el entonces embajador de Estados Unidos en Francia, Craig Stapleton, manifestó su preocupación por la decisión de Francia de prohibir el cultivo de maíz modificado genéticamente producido por el gigante en biotecnología Monsanto. También advirtió que una nueva normativa medioambiental francesa podría extender por toda Europa las políticas contrarias a la biotecnología. Hablamos con Jeffrey Smith, del Institute for Responsible Technology.