7 de Abril de 2010

Abogado de organización benéfica islámica demandante en el juicio por las escuchas telefónicas sin orden judicial dice que el gobierno de Obama es tan malo como el de Bush en el uso del secreto de Estado como excusa para no dejar avanzar los juicios

Nsagreenberg

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Un juez federal dictaminó la semana pasada que el programa de vigilancia sin órdenes judiciales de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por su sigla en inglés) fue ilegal y violatorio de la Ley de Vigilancia de Inteligencia en el Extranjero. Tanto el gobierno de George W. Bush como el de Barack Obama habían tratado de dejar sin efecto la demanda, argumentando que un juicio podría tener como resultado la divulgación de secretos de Estado. El fallo representa el rechazo más fuerte hasta la fecha del programa de espionaje del gobierno de Bush desde que fue revelado públicamente en 2005. Hablamos con el abogado Steven Goldberg, que representa a la organización benéfica islámica Al-Haramain en el caso.

Programas recientes Ver más

Programa completo