La Corte Suprema dictamina que Maher Arar, víctima de secuestro y tortura, no puede presentar una demanda en los tribunales estadounidenses

15 de junio de 2010
Reportaje
Temp image 1 129

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Al rechazar la demanda de Maher Arar contra el gobierno de Estados Unidos, la Corte Suprema ha reducido seriamente las posibilidades de procesar a funcionarios estadounidenses por la comisión de secuestro y tortura. En 2002, Arar fue detenido en una escala en el aeropuerto Kennedy de Nueva York cuando regresaba de unas vacaciones en el extranjero. En lugar de permitírsele regresar a su hogar en Canadá, Arar fue enviado a Siria, su país natal, donde fue torturado e interrogado en una minúscula celda subterránea durante casi un año. Poco después de que la Corte anunciara su decisión, Arar hizo pública una importante noticia: la fuerza policial canadiense a nivel nacional, la Policía Real Montada de Canadá, está llevando a cabo una investigación penal contra los agentes estadounidenses y sirios por el papel que desempeñaron en el secuestro y tortura de Arar. Hablamos con Maher Arar.


The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.