17 de Junio de 2010

Jeremy Scahill habla sobre la posible mudanza de Erik Prince, propietario de Blackwater, a los Emiratos Árabes Unidos y el aumento de las operaciones de fuerzas especiales en el extranjero durante el gobierno de Obama

Scahillwebfinal

El Departamento de Justicia le informó a un tribunal federal de apelaciones que había pruebas incontrovertibles más que suficientes para justificar un juicio contra los cinco guardias de Blackwater Worldwide que participaron en la masacre de la Plaza Nissour en 2007 en Bagdad. En los documentos judiciales presentados con objeto de que se vuelvan a presentar cargos penales que fueron desestimados el pasado año, el Departamento de Justicia declaró que el juez "cerró de forma injustificada un proceso totalmente válido". Esta noticia se produce mientras han salido a la luz informaciones sobre que Erik Prince, propietario y fundador de la famosa empresa de seguridad privada, podría estar pensando en trasladarse a los Emiratos Árabes Unidos, un país que no tiene tratado de extradición con los Estados Unidos. Hablamos con el periodista independiente Jeremy Scahill.

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más