Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

11 de Octubre de 2011

Habla uno de los organizadores de A ocupar Wall Street: el movimiento se expande a pesar de que la policía se esfuerza por "silenciar" a los manifestantes

Splash_image20111011-14782-1u5vupm-0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Ya en su cuarta semana, el campamento de A ocupar Wall Street ha convocado a miles de manifestantes que siguen enfrentando los desafíos de la auto organización y de la construcción de un movimiento. Mientras el número de manifestantes aumenta y los medios se preguntan quiénes son, el equipo de Democracy Now! se puso las cámaras al hombro y se dirigió a Zuccotti Park en el Bajo Manhattan para escuchar lo que dice la gente que está participando. En primer lugar hablamos con Justin Wedes, uno de los organizadores de A ocupar Wall Street. Wedes nos cuenta cómo la policía de Nueva York detuvo a personas por manifestarse pacíficamente y por ejercer su derecho a la libre expresión. "La reacción fue —y creo que todo el mundo lo está viendo ahora— que cada vez que tratan de silenciar las protestas pacíficas, hay una explosión de nuevos apoyos. Creo que eso es lo que ocurrió. Y realmente creo que deja al desnudo la verdad sobre a quién protege y para quién trabaja la policía de Nueva York. Y si no es para la gente, entonces tenemos un problema".