21 de Noviembre de 2011

Un estudiante de la Universidad de California en Davis describe el ataque con gas pimienta a los manifestantes de "Occupy Campus"

Uc-davis_pepper-spray

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Un video que se difundió rápidamente por Internet muestra a los oficiales de la policía del campus de la Universidad de California en Davis, rociando con gas pimienta desde corta distancia a un grupo de estudiantes que, el viernes, participaba de una sentada, en protesta contra el desmantelamiento del campamento de "Occupy UC Davis". La Universidad anunció que les dio licencia administrativa a los dos oficiales en cuestión; el hecho desató pedidos de renuncia de la rectora de la Universidad de California en Davis, Linda Katehi, que en un principio defendió el accionar de la policía del campus. Desde entonces, Katehi afirma que quiere que una comisión externa e independiente investigue lo ocurrido. Hablamos con Elli Pearson, uno de los estudiantes que fue atacado con gas pimienta el viernes. "Lo único que pude ver fue que la gente me decía que me cubriera la cabeza, que me protegiera y que bajara la cabeza. Y lo siguiente que recuerdo es que me rociaron con gas pimienta", dice Pearson, quien señala que estaba en la manifestación en solidaridad con los estudiantes de UC-Berkeley que habían sido golpeados por la policía, y contra los aumentos de matrícula en las universidades de todo el país. También hablamos de Nathan Brown, profesor adjunto de Inglés en la Universidad de California en Davis, que escribió una carta abierta exigiendo la renuncia de la rectora Katehi después del ataque con gas pimienta ocurrido el viernes. "En mi opinión, la mejor manera de ocuparse de estas cosas como miembro joven del cuerpo docente es hablar abiertamente", afirma Brown que no tiene un cargo permanente. "De esta manera, se consigue un gran apoyo y creo que eso será muy útil para protegerme a mí y a quienes expresen su opinión, si es que la administración trata de tomar alguna represalia".