7 de Noviembre de 2011

Diez mil manifestantes rodearon la Casa Blanca para protestar contra el oleoducto de arenas alquitranadas Keystone XL

White-house-pipeline_web

Más de 10.000 manifestantes rodearon la Casa Blanca el domingo exhortando al presidente Obama a rechazar el proyecto de construcción del oleoducto de arenas alquitranadas Keystone XL que iría desde Canadá hasta la costa del Golfo. La manifestación tuvo lugar exactamente a un año de las elecciones de 2012 y el oleoducto se perfila como un tema político importante. La semana pasada, el presidente Obama dijo por primera vez que será él quien tom4 la decisión definitiva respecto a la aprobación o no del polémico oleoducto de más de dos mil quinientos kilómetros propuesto por TransCanada. El mismo transportaría petróleo desde los campos de arenas alquitranadas en Alberta a las refinerías de Texas. Hasta ahora, Obama había dicho que la decisión final recaía en el Departamento de Estado. "[La protesta del domingo] en realidad pone de relieve que este tema se ha convertido no sólo en el mayor punto de conflicto en materia medioambiental en muchos años. Además, es quizás el tema en que la gente en la calle se manifestó más directamente en contra del gobierno de Obama en los últimos tiempos", afirma Bill McKibben, líder ecologista y uno de los principales organizadores de la protesta.

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más