15 de Diciembre de 2011

Una ola de leyes electorales restrictivas da lugar a encuestas del gobierno federal y al activismo de base de cara a las elecciones 2012

Voter-play

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El Fiscal General de EE.UU., Eric Holder, promete garantizar la protección de los derechos al voto en más de diez estados donde se acaban de promulgar leyes controvertidas. Los partidarios de las leyes, con el respaldo en gran medida de los republicanos, sostienen que dichas leyes tienen el propósito de acabar con el fraude electoral. "Cuando la gente se mueve impulsada por el miedo, se hacen malas leyes", dice Ben Jealous, presidente de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP) y coautor de un nuevo informe que sostiene que las nuevas leyes equivalen a un ataque coordinado e integral a los derechos al voto de las minorías, en un momento en que la cantidad de dichas minorías en la población y en las urnas aumentaron. La medida también puede afectar a los votantes que sean estudiantes, o que tengan antecedentes penales y a las personas de edad avanzada. El sábado, la NAACP participó de la organización de una marcha a favor del derecho al voto en Nueva York; la marcha empezó en las oficinas de Koch Industries para destacar cómo los multimillonarios y conservadores financistas David y Charles Koch financiaron el impulso a las leyes de identificación del votante. También hablamos con Bob Edgar, ex congresista de Pennsylvania y presidente y director ejecutivo de la agrupación Causa Común. Edgar apoya la Ley de prevención de prácticas engañosas e intimidación al votante —que está pendiente— como una forma de reafirmar el compromiso del país con el derecho al voto y a elecciones libres y abiertas. "Somos el único país en el mundo que tiene elecciones federales, pero no tiene normas electorales federales", dice Edgar.

Programas recientes Ver más

Programa completo

Titulares