2 de Diciembre de 2011

Martina Correia (1967-2011)luchó para salvar la vida de su hermano Troy Davis mientras peleaba por la suya propia

Splash_image20111205-19466-tl1yoa-0

Martina Correia, activista del estado de Georgia, falleció a los 44 años el jueves, después de haber peleado contra el cáncer de mama durante más de una década. Mientras trataba de salvar su propia vida, Martina Correia luchó valientemente para salvar la de su hermano, Troy Anthony Davis. Troy Davis fue ejecutado por el estado de Georgia el 21 de septiembre, a pesar de las importantes dudas que existían en torno al caso y a pesar de que siete de los nueve testigos que no formaban parte de la policía se habían retractado de lo dicho. Correia fue la defensora más firme de su hermano, a veces dirigiendo manifestaciones y actos públicos desde la silla de ruedas. También será recordada por su incesante activismo a favor de la salud de las mujeres, después de haber apoyado la creación de un servicio móvil de mamografía para las mujeres pobres de Savannah. En el funeral de Troy Davis en octubre, Amy Goodman habló con Correia sobre la vida de su hermano, los esfuerzos por poner fin a la pena de muerte y su propia lucha contra el cáncer. "La lucha por mi vida y la lucha por la vida de Troy fue doble. Usaron veneno para matar a mi hermano y usan veneno para mantenerme viva a mí", afirmó Correia. "Quiero que la gente entienda que se supone que no tenemos que matar a las personas. Que debemos ayudar a la gente. Y quiero que sepan que Troy es tan parte de mí como yo de él. Nunca olvidaré eso".

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más