20 de Diciembre de 2011

Organismos de derechos humanos hacen fuertes reclamos por informes sobre Corea del Norte mientras ese país se prepara para transición del poder

Poverty_north_korea

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Analizamos lo que el líder norcoreano Kim Jong-il deja y lo que tenemos por delante en materia de derechos humanos, en un momento en que su hijo, Kim Jong-un de 29 años de edad, se prepara para tomar el poder. "Hay decenas de miles de norcoreanos en campos de trabajo donde a menudo trabajan alrededor de 12 horas al día, si no más", dice T. Kumar, director de promoción de Amnistía Internacional EE.UU. para Asia y el Pacífico. Kumar señala que más de un millón de personas murieron de hambre, no sólo por la hambruna, sino además porque las fuerzas armadas bloquearon la distribución de alimentos a sus opositores políticos. "Los otros temas son las ejecuciones públicas, las ejecuciones de opositores políticos y el encarcelamiento de disidentes políticos. Y la lista sigue y sigue". Amnistía Internacional solicitó al gobierno de Obama que garantice la asistencia alimentaria internacional independientemente de las negociaciones políticas en curso y que se permita la entrada de más observadores internacionales a Corea del Norte. También hablamos con Christine Ahn, directora ejecutiva del Instituto Coreano de Política.