23 de Diciembre de 2011

Resurge la campaña de Newt Gingrich financiada por un círculo secreto de Super PACS y por partidarios ricos

Splash_image20111227-21884-1ri4sg1-0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

A menos de dos semanas del caucus de Iowa y cuando el candidato presidencial republicano aún está sin definir, analizamos en profundidad la relación entre política y dinero y cómo el fallo que emitió el año pasado la Corte Suprema Estadounidense en el caso Citizens United contra la Comisión Electoral Federal alteró la recaudación de fondos para las campañas, ya que el mismo permite que las grandes empresas inviertan cantidades ilimitadas de dinero en las campañas electorales. Distintas revelaciones recientes muestran cómo Newt Gingrich eludió las leyes de financiamiento de campañas electorales al recaudar millones de dólares en donaciones ilimitadas de partidarios multimillonarios y de grandes industrias. La empresa McClatchy Newspaper informó recientemente que Gingrich pudo financiar su resurrección como candidato aprovechando un vacío en las leyes federales de financiamiento de las campañas electorales, por el cual pudo crear una máquina de hacer dinero político que recaudó $ 54 millones en cinco años. Mientras tanto, el Centro para la Integridad Pública acaba de publicar nuevos detalles sobre el respaldo que Gingrich tiene de dos de los llamados super PACS, o comités de acción política, que recaudan donaciones ilimitadas, aunque por ley deben funcionar de manera independiente de la campaña. Hablamos con Peter Stone, periodista del Centro para la Integridad Pública que ha cubierto el tema del lobby y los problemas de financiamiento de campañas electorales en las últimas dos décadas, y con el periodista de investigación de McClatchy, Greg Gordon.