29 de Diciembre de 2011

Kim Jong-un, nuevo Líder de Corea del Norte, hereda el legado nuclear de su padre y el futuro incierto del país

Nkorea3

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Decenas de miles de norcoreanos inundaron hoy las calles de la capital del país, Pyongyang, para asistir al funeral oficial de su líder, Kim Jong-il, quien murió de un ataque al corazón el 17 de diciembre a la edad de 69 años. La ceremonia fue presidida por su hijo, Kim Jong-un, que está haciendo su transición al poder, y sus principales asesores, que abarcan tres generaciones. Nuestro invitado es Bruce Cumings, profesor de Historia en la Universidad de Chicago y autor de varios libros sobre Corea. Cumings afirma sobre la transformación de Corea del Norte en un Estado nuclear: "Ese es básicamente el único legado de Kim Jong-il, si es que eso se puede considerar un legado positivo ... Por lo demás, sus 17 años van a ser vistos como un período de fracasos". Acerca de la asunción de Kim Jong-un, Cumings señala: "En una monarquía, nadie asume que el rey es quien dirige todo. El rey es un símbolo del régimen, la cara visible, y esto es todavía más cierto para Kim Jong-un de lo que fue para su abuelo y para su padre. Existe una enorme acumulación de poder en el Ejército y en el partido que están detrás de él, y en este sentido, ellos son quienes dirigen las cosas, no Kim Jong-un."