29 de Diciembre de 2011

En la ciudad de Tucson se ordena la baja del programa de estudios mexicano-estadounidenses mientras las áresas de estudios étnicos se ven amenazadas en todo el país

Students2

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Un funcionario de Arizona ha dictaminado que las escuelas públicas del distrito de Tucson deben poner fin a su aclamado programa de estudios mexicano-estadounidenses destinado a los estudiantes de 5 a 18 años tras considerar que viola una nueva ley estatal que prohíbe la enseñanza de cualquier materia diseñada para un grupo étnico determinado, o que "promueva el resentimiento hacia una raza o clase de personas". Sin embargo, quienes defienden el programa afirman que estas clases impulsan al cuerpo estudiantil, en su mayoría latino, a destacarse académicamente, al tiempo que les enseñan perspectivas históricamente descuidadas. Hablamos con el profesor de historia mexicano-estadounidense de Tucson Lorenzo López y con su hija Korina, estudiante de secundaria. Ambos son querellantes en una demanda federal para impedir que la prohibición entre en vigencia. También nos acompaña el Dr. Rodolfo Acuña, autor del libro de texto "América ocupada: Una historia de los chicanos", considerado la introducción más autorizada a la historia chicana en Estados Unidos. El Dr. Acuña advierte que es muy probable que salgan leyes similares en otros estados, como parte de una creciente campaña en contra de los programas de estudios étnicos —en particular los de estudios chicanos— en todo el país.