15 de Febrero de 2011

El gobernador de Wisconsin lanza un ataque contra empleados del sector público y sindicatos y amenaza con desplegar la Guardia Nacional para aplacar las protestas de los trabajadores

Nichols_lutes_play

El recientemente elegido gobernador republicano de Wisconsin, Scott Walker, acaba de proponer un proyecto de ley que eliminaría casi todos los derechos de negociación colectiva de la mayoría de los empleados públicos y recortaría los sueldos y los beneficios de ese sector. Además, Walker notificó a la Guardia Nacional que debe estar en alerta por las medidas que fueran a tomar empleados descontentos del gobierno estatal, del condado y municipales. El lunes, cientos de manifestantes recorrieron la capital del estado, Madison, y se prevén más protestas. Desde Madison nos acompaña John Nichols, de la revista The Nation, y Brad Lutes, profesor de una escuela pública de Wisconsin. Nichols advierte que las medidas del gobernador podrían tener implicancias a nivel nacional: “si el gobernador Walker logra quitarle los derechos de negociación colectiva al sindicato AFSCME (Federación Estadounidense de Empleados del Estado, del Condado y de la Municipalidad), que fue fundado en Wisconsin en la década de 1930, si acaba con WEAC (Consejo de la Asociación de Educación de Wisconsin), uno de los sindicatos de docentes más fuertes y eficaces del país, entonces seremos testigos de cómo esto se extiende por todo Estados Unidos”.

Escuche/Vea/Lea (en inglés)