Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

22 de Febrero de 2011

"Gaddafi se preocupa más por sí mismo y su poder que por la gente en Libia": activista libio-estadounidense, Abdulla Darrat habla de la sangrienta represión contra los manifestantes

Libya-kadafi

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El gobierno de Libia se enfrenta a la condena internacional por el feroz ataque lanzado contra las crecientes manifestaciones en rechazo al gobierno del coronel Muammar Gaddafi que lleva cuatro décadas. El lunes, tropas libias y mercenarios leales al gobierno atacaron una gran manifestación en Trípoli, la capital libia. Fuerzas armadas persiguieron a los manifestantes por las calles, mientras que helicópteros y aviones de combate libios les disparaban desde el aire. La violencia se produce en momentos en que el gobierno de Gaddafi parece estar perdiendo terreno. El lunes, varios funcionarios libios rompieron con Gaddafi, entre ellos el ministro de Justicia y la delegación de ese país ante las Naciones Unidas. Para más información, hablamos con el activista libio-estadounidense, Abdulla Darrat. "Esto realmente demuestra que en los últimos 40 años este país se convirtió en un país dominado por la megalomanía de este ser humano que se preocupa más por sí mismo y su poder que por la gente en Libia", dice Darrat.