Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

23 de Febrero de 2011

El arresto de un agente de la CIA arroja luz sobre la guerra secreta de Estados Unidos en Pakistán y tensa las relaciones entre estos dos países

Raymond-davis2

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Funcionarios estadounidenses admitieron que el estadounidense detenido en Pakistán por el asesinato de dos hombres era un agente de la CIA y un ex empleado de la empresa de seguridad privada Blackwater, actualmente llamada Xe Services. Hasta el lunes, el gobierno de Obama había insistido con que Raymond Davis era un diplomático que había actuado en defensa propia. La detención de Davis ha empañado las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán y ha revelado la existencia de una red de operaciones estadounidenses encubiertas dentro de ese país, parte de una guerra secreta dirigida por la CIA. El domingo pasado, el periódico londinense The Guardian fue el primero en informar sobre la vinculación entre Davis y la CIA e indicó que muchos medios informativos estadounidenses conocían esta vinculación, pero no informaron sobre ello a pedido de funcionarios del gobierno estadounidense. Hablamos con Declan Walsh, corresponsal en Pakistán de The Guardian, primero en hacer pública esta información.

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares