Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

7 de Abril de 2011

Wilbert Rideau, ex presidiario en la prisión estadounidense conocida como "Angola" recibe el Premio George Polk al Periodismo por sacar a la luz la violencia sexual entre rejas

Rideaubutton

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Wilbert Rideau estuvo encarcelado durante 44 años en la Penitenciaría Angola del Estado de Luisiana antes de obtener su libertad en 2005. Mientras estaba en prisión fue editor del The Angolite, un periódico producido por los internos, y llegó a ser un periodista galardonado. Recibió el Premio George Polk al Periodismo de Interés Especial en 1979 por sus extraordinarias contribuciones a la comprensión pública de la justicia penal y los sistemas de prisiones. Más de tres décadas después, será homenajeado en la edición 62º del Premio George Polk a periodistas. "Allá por 1979, la explicación que daban a la población los agentes penitenciarios sobre la violencia sexual dentro de las prisiones era como de algo que hacían los homosexuales y los gays", explica Rideau. "Cuando escribí sobre la violencia sexual, básicamente lo que hice fue contar de qué se trataba realmente. No la cometían los homosexuales o los gays, de hecho ellos solían ser las víctimas. Eran heterosexuales los que violaban y ejercían la violencia y todo lo demás, con la aprobación tácita de la autoridades de las prisiones".

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares