18 de Mayo de 2011

En el "mundo orwelliano" de Obama denunciar irregularidades se ha convertido en espionaje: el caso de Thomas Drake

Play_radack

Thomas Drake, ex funcionario de la Agencia Nacional de Seguridad (conocida como NSA en inglés) e informante, enfrenta 35 años de prisión por cargos de espionaje levantados en su contra por presunta filtración a la prensa de información relacionada con gastos excesivos y falta de un adecuado mantenimiento de la enorme cantidad de datos sobre espionaje nacional, en la NSA. "El espionaje no tiene nada que ver con lo que hice como informante en ejercicio de mis derechos según la Primera Enmienda", dijo Drake recientemente en un discurso público. "Esto se ha convertido en el fantasma de un mundo verdaderamente orwelliano, donde denunciar irregularidades ahora se considera espionaje." Según el periódico The New Yorker, el gobierno de Obama usó la Ley de Espionaje de 1917 para presentar cargos penales en cinco presuntos casos de filtración de información relacionada a la seguridad nacional, la mayor cantidad de juicios de ese tipo de todos los gobiernos anteriores juntos. Emitimos extractos de las primeras declaraciones públicas de Thomas Drake y hablamos con la informante Jesselyn Radack, ex funcionaria del Departamento de Justicia.

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más