25 de Mayo de 2011

El discurso de Netanyahu ante el Congreso socava las esperanzas del pueblo Palestino de lograr un acuerdo de paz justo en Medio Oriente

Netanyahu_button

El futuro de las negociaciones entre Israel y Palestina sigue en duda, después del discurso que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dio el martes ante una sesión conjunta del Congreso estadounidense. Netanyahu insistió en que Jerusalén no será dividida y que la propuesta de volver a las fronteras de Israel de 1967 reconocidas internacionalmente es "indefendible". También dijo que Israel debe "mantener una presencia militar de largo plazo a lo largo del río Jordán" y condenó el reciente acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamas. El discurso de Netanyahu se produce cinco días después de que el presidente Obama pidiera la creación de un Estado palestino de acuerdo a las fronteras de 1967 y con intercambios de tierra hechos de mutuo acuerdo. Hablamos con el doctor Mustafa Barghouti, secretario general de la Iniciativa Nacional Palestina. "Netanyahu ayer bloqueó toda posibilidad de negociaciones para una solución de dos Estados," dice Barghouti. "Prácticamente, alejó toda posibilidad de una solución pacífica, porque quiere imponer unilateralmente los resultados en todos los temas... Él quiere que vivamos como esclavos en un sistema de apartheid y segregación".

Escuche/Vea/Lea (en inglés)