7 de Julio de 2011

Mientras que el petróleo de Exxon se derrama en el Rio Yellowstone, Obama considera un nuevo oleoducto desde Canadá hasta Texas precisamente donde ocurre el derrame

Oilspill

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El gigante petrolero Exxon Mobil se enfrenta a crecientes críticas por sus esfuerzos de limpieza después de que uno de sus oleoductos sufrió una ruptura el viernes y filtró 42.000 galones de crudo en el río Yellowstone, en el estado de Montana. La empresa inicialmente minimizó el incidente diciendo que sólo impactaría unos 16 kilómetros del río, pero los funcionarios estatales dicen que el petróleo ya ha alcanzado más de 386 km, muy cerca de la frontera de Dakota del Norte. El derrame se produce mientras el gobierno de Obama considera una nueva tubería masiva de petróleo que se llama Keystone XL, que llevaría las arenas corrosivas petrolíferas de Alberta, Canadá hasta el Golfo de México. El oleoducto cruzaría el río Yellowstone, así como el acuífero de Ogallala — el acuífero más grande de agua dulce en EE.UU. Hablamos con Alexis Bonogofsky, un pequeño agricultor que vive con su familia junto al río Yellowstone y fue hospitalizado brevemente tras sufrir lo que los médicos diagnosticaron como exposición aguda a los hidrocarburos. También nos acompaña Anthony Swift del Natural Resources Defense Council (Consejo nacional de defensa de recursos naturales).

Programas recientes Ver más

Programa completo