2 de Agosto de 2011

Después de meses de disputas partidistas, Wall Street y el Pentágono salen victoriosos del acuerdo sobre la deuda

Us_debt_vote_button

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Después de meses de amargo estancamiento partidista, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó, por 269 votos a favor y 161 en contra, el acuerdo que eleva el techo del endeudamiento federal y evita la cesación de pagos de los compromisos la deuda nacional. En el recuento final de votos hubo 174 votos republicanos afirmativos, mientras que los votos demócratas se dividieron en partes iguales, 95 de cada lado. La votación se produjo apenas unas horas antes del plazo fijado por el Departamento del Tesoro, cuyo incumplimiento habría significado la primera falta de efectivo y cesación de pagos en la historia de Estados Unidos. Se espera que hoy el Senado apruebe el proyecto y el presidente Obama promulgue la ley. El acuerdo no incluye el cobro de nuevos impuestos a los estadounidenses ricos ni proporciona un estímulo adicional para la rezagada economía; además, el acuerdo prevé una reducción de más de $ 2,1 billones de dólares del gasto público durante más de 10 años y amplía las facultades del Departamento del Tesoro para obtener préstamos. Este acuerdo sobre la deuda fue una especie de victoria para el Pentágono. En lugar de recortar $ 400 mil millones de dólares los gastos de defensa hasta el 2023, como había propuesto el presidente Barack Obama en abril, recorta solo $ 350 mil millones de dólares hasta 2024, lo que efectivamente equivale a dar al Pentágono $ 50 mil millones de dólares más de lo que había estado esperando, durante la próxima década. Hablamos con William Hartung, director del Proyecto Armas y Seguridad del Centro para la Política Internacional, y con Michael Hudson, profesor de economía en la Universidad de Missouri, Kansas City.