2 de Septiembre de 2011

Mientras Turquía congela las relaciones con Israel, los críticos condenan el informe "encubridor" de la ONU sobre la flotilla que se dirigía a Gaza y el bloqueo

Splash_image20110902-9587-1muaf8r-0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Turquía ha reducido las relaciones diplomáticas con Israel y congelado la cooperación militar con ese país, antes del esperado informe de las Naciones Unidas sobre el mortal ataque de Israel a un barco de ayuda humanitaria que se dirigía a Gaza en 2010. El informe acusa a Israel de haber hecho un uso "excesivo e irracional" de la fuerza en el ataque a la nave Mavi Mármara en el que murieron nueve personas y, agrega, que Israel debe emitir una declaración de arrepentimiento y compensar a los familiares de las víctimas, así como a los pasajeros heridos. Pero también censura a los pasajeros a bordo del Mavi Mármara y otros barcos de la flotilla por lo que denomina un intento "irresponsable" de quebrar el bloqueo de Israel a la Franja de Gaza. El informe de la ONU hace una explicación importante con implicancias más amplias cuando llega a la conclusión de que el bloqueo israelí a la Franja de Gaza es legal, de acuerdo al derecho internacional. Hablamos con Norman Finkelstein, autor de varios libros sobre el conflicto entre Israel y Palestina, entre ellos This Time We Went Too Far: Truth & Consequences of the Gaza Invasion (Esta vez fuimos demasiado lejos: verdad y consecuencia de la invasión a Gaza). También nos acompaña Huwaida Arraf, una de las organizadoras del movimiento Free Gaza. Tanto Arraf como Finkelstein atacan el informe de la ONU y lo califican de "encubridor" y "moralmente degradado."