26 de Septiembre de 2011

Shane Bauer: el excursionista estadounidense liberado cuenta que los guardias iraníes mencionaban Guantánamo y las cárceles de la CIA para justificar los malos tratos

Splash_image20110926-29802-18z23wq-0

Los excursionistas estadounidenses Josh Fattal y Shane Bauer llegaron el domingo a Nueva York luego de haber estado detenidos más de dos años en una cárcel iraní acusados de espionaje y de haber ingresado a ese país sin autorización. Anoche durmieron por primera vez en Estados Unidos. Los excursionistas fueron liberados la semana pasada y luego fueron llevados a Omán, donde sus familiares los recibieron con regocijo. La odisea comenzó en julio de 2009, cuando junto con Sarah Shourd, fueron detenidos cuando hacían senderismo cerca de la frontera entre Irán e Irak. Bauer y Fattal hablaron con periodistas en una conferencia de prensa ayer en Nueva York y por primera vez desde que salieron en libertad ampliaron sus comentarios. No respondieron preguntas, pero algunos de sus familiares sí lo hicieron. Durante la conferencia de prensa, Democracy Now! habló con la madre de Bauer, Cindy Hickey, la madre de Fattal, Laura, y con Sarah Shourd. "En la cárcel, cada vez que nos quejábamos de nuestras condiciones, los guardias de inmediato nos recordaban que en la bahía de Guantánamo las condiciones eran similares. Nos recordaban las cárceles de la CIA en otras partes del mundo y las condiciones que padecían iraníes y personas de otras nacionalidades en las cárceles de EE.UU.", contó Shane Bauer. "No creemos que esas violaciones a los derechos humanos cometidas por nuestro gobierno justifique lo que nos hicieron a nosotros. Ni por un momento. Sin embargo, creemos que estas acciones por parte de EE.UU. ofrecen una excusa para que otros gobiernos, entre ellos el gobierno de Irán, pague con la misma moneda".

Escuche/Vea/Lea (en inglés)