Archivos descubiertos en Libia muestran los amplios vínculos entre EE.UU. y Gran Bretaña y el régimen de Gaddafi en relación con el llamado programa de "rendiciones extraordinarias" y la tortura

07 de septiembre de 2011
Reportaje
Splash image20110907 22210 85w9oe 0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

La organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch descubrió centenares de cartas en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Libia que prueban que el gobierno de Gaddafi asistió directamente al programa de rendiciones extraordinarias de prisioneros realizado por la CIA y el MI6 de Gran Bretaña tras los atentados del 11 de septiembre. Los documentos revelan que la CIA entregó sospechosos a las autoridades libias, sabiendo que iban a ser torturados. Uno de los sospechosos más destacados entregado a Libia era un militante islámico de nombre Abdelhakim Belhaj, que en la actualidad es el comandante militar de los rebeldes libios. En el momento de su captura en 2004, Belhaj era miembro del Grupo de Combatientes Islámicos de Libia, un grupo que tenía vínculos con al-Qaeda. Hablamos con Peter Bouckaert, director de emergencias de Human Rights Watch, quien ayudó a encontrar los documentos en Trípoli, y con Gareth Peirce, una conocida abogada británica de derechos humanos que ha representado al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y a numerosos prisioneros de Guantánamo.


The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.