7 de Septiembre de 2011

Los rebeldes libios intentan estabilizar Trípoli al tiempo que desaparecen armas del complejo residencial de Gaddafi

Splash_image20110907-22221-a2ddpe-0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

En Libia, las fuerzas rebeldes afirman que el bastión del coronel Muammar Gaddafi de Bani Walid está cercano a quedar en manos de la autoridad del Consejo Nacional de Transición, a pesar de la existencia de focos de resistencia. Mientras tanto, las tropas rebeldes dicen que han avanzado unos ocho kilómetros hacia la ciudad natal de Gaddafi, Sirte, tras los intensos combates de hoy. Reuters informa el gobierno de EE.UU. ha instado a Níger a que detenga a altos funcionarios del gobierno de Gaddafi que se cree que cruzaron a ese país en un convoy desde Libia. Funcionarios de Níger indicaron que el convoy llevaba varios miembros de alto rango del gobierno de Gaddafi, pero no dieron ninguna indicación de que Gadafi se encontrara entre ellos. Desde Trípoli se comunica con nosotros Peter Bouckaert, director de emergencias de Human Rights Watch. Hablamos con él sobre cómo está la situación en la ciudad y sobre su reciente descubrimiento de que los depósitos del complejo de Gadafi, que estaban llenos de rifles de asalto y misiles antiaéreos, han sido saqueados. "Hemos advertido en varias ocasiones a EE.UU. y los otros países occidentales que estas armas están ahora circulando por todo el país", dice Bouckaert. "Cada vez que una ciudad cae, los depósitos terminan siendo saqueados... Todos los lugares que tenían almacenados misiles tierra-aire están vacios."

Programas recientes Ver más

Programa completo