8 de Septiembre de 2011

Mientras Texas enfrenta intensos incendios forestales y una sequía record, el gobernador Rick Perry niega el calentamiento global

Splash_image20110908-4437-13s3zeh-0

El gobernador de Texas, Rick Perry, se lanzó de nuevo a la campaña electoral anoche en el debate de los pre-candidatos a presidente por el Partido Republicano, en el que cuestionó los estudios científicos que sostienen que el calentamiento global es producto del accionar del ser humano. El miércoles, Perry anunció que regresaba a Texas para ocuparse de lleno de los históricos incendios forestales, en los que ya se quemaron casi un millón y medio de hectáreas, una superficie mayor que el estado de Connecticut. Perry aprovechó la crisis para quejarse de que el gobierno nacional no está actuando lo suficientemente rápido para ayudar a los bomberos, aunque los críticos señalaron con rapidez que el gobernador había recortado el presupuesto del Servicio Forestal de Texas, que constituye la primera línea de defensa contra incendios en gran parte del estado. Los incendios se producen en medio de una sequía récord. El estado ha tenido los meses consecutivos más secos desde que se comenzaron a mantener registros en 1895 y el impacto en la industria agropecuaria del estado ha sido devastador. Hablamos con Forrest Wilder, periodista de la revista The Texas Observer. Su último artículo sobre este tema es "La sequía permanente de Texas: nuestra falta de agua no empezó con esta sequía. Y no va a terminar con esta sequía".

Escuche/Vea/Lea (en inglés)