11 de Enero de 2012

Los ataques de los rivales a Romney por sus antecedentes como empresario demuestran el amplio alcance de "Occupy Wall Street"

Splash_image20120111-18510-4e1w2q-0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Las primarias de New Hampshire convocaron a menos del 50 por ciento de los votantes a las urnas. Los candidatos "hablan de temas que en realidad no le interesan a un montón de estadounidenses, en particular a los obreros", afirma Dale Kuehne, profesor de ciencias políticas de New Hampshire. "No sé si ven motivos para ir a votar a Obama o a Romney o a alguno de los otros". Muchos votantes de New Hampshire que no se declaraban partidarios de ningún candidato en particular dieron su apoyo al candidato republicano de tendencia ultra-liberal Ron Paul, que se desvía de la principal plataforma del Partido Republicano al pedir el retiro de las tropas de EE.UU. de Irak y Afganistán y al expresarse contra el complejo militar-industrial. Mientras tanto, los otros aspirantes atacaron a Romney por la pérdida de empleos cuando era titular de Bain Capital, empresa de capitales de inversión. "Occupy Wall Street debe entender que no sólo cambió la conversación en el país, sino que ahora esa conversación se va a reforzar en Carolina del Sur con dos de las personas menos pensadas, Rick Perry y Newt Gingrich", afirma Arnie Arneson, presentador de radio y televisión de larga trayectoria en New Hampshire.

Programas recientes Ver más