18 de Enero de 2012

La ampliación de la política de detención indefinida prevista por la Ley de Autorización de Defensa Nacional aumenta los temores por la extradición de Assange, fundador de Wikileaks

Splash_image20120118-29405-1rrno85-0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El perdiodista de la revista Rolling Stone Michael Hastings estaba con el fundador y editor jefe de WikiLeaks, Julian Assange, el mes pasado cuando se llevó a cabo en Fort Meade, Maryland la audiencia militar preliminar del soldado acusado de haber filtrado información del ejército, Bradley Manning. Hastings dice que el juicio del ejército contra Manning, sumado a la reciente autorización del presidente Obama de la ampliación de la detención indefinida en cualquier parte del mundo, medida incluida en la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA), hacen más perentorios los esfuerzos de Assange para evitar la extradición desde Gran Bretaña. "El temor de Julian Assange es ser extraditado a Suecia ... y que una vez allí haya algún tipo de campaña mediática en la que el gobierno estadounidense o el gobierno sueco comiencen a filtrar información del tipo ’Assange ayudó a los iraníes" o 'Assange ayudó a los talibanes al dar esta información'", comenta Hastings. "Y que entonces digan: 'tenemos que juzgarlo como espía'. Y si bien esa acusación sería muy, pero muy difícil de probar, la sola amenaza de eso me parece ya casi condenatoria".

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes