18 de Octubre de 2012

Enmienda constitucional propuesta en Minnesota desata el debate sobre el matrimonio igualitario

Scott_dibble

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El electorado de los estados de Maine, Maryland y Washington votará el 6 de noviembre si se debe reconocer como válido el matrimonio entre personas del mismo sexo. En caso de resultados afirmativos, significaría la primera vez que este tipo de matrimonios serían legalizadas por el voto popular. Sin embargo, en el estado de Minnesota, los opositores al matrimonio entre personas del mismo sexo están impulsando una enmienda constitucional que defina "matrimonio" como la unión entre un hombre y una mujer únicamente. En treinta y dos estados ya se ha votado anteriormente la legalización del matrimonio homosexual y en todos los casos el resultado fue por la negativa. Las organizaciones de derechos civiles se están organizando para derrotar la propuesta de enmienda en las elecciones, acompañadas por un creciente número de iglesias solidarias con el matrimonio igualitario. Uno de los grupos que encabeza el movimiento por el matrimonio igualitario es "Minnesotanos unidos para todas las familias". La Campaña de Derechos Humanos, un grupo que representa a las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero a nivel nacional, anunció el miércoles que ha invertido en Minnesota una suma extra de 200.000 dólares a fin de derrotar la enmienda. Mientras tanto, la Iglesia Católica ha gastado al menos 1,1 millones de dólares para oponerse a las leyes de matrimonio igualitario. Ampliamos la información junto al senador por el estado de Minnesota Scott Dibble, que ha declarado su homosexualidad públicamente y que ha colabordo en la fundación de "Minnesotanos unidos para todas las familias".