La candidatura de Romney cobra impulso con su triunfo en Florida, pero Gingrich promete una lucha prolongada

01 de febrero de 2012
Reportaje
Splash image20120201 19599 t0ljse 0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Mitt Romney venció a Newt Gingrich ayer en las primarias de Florida por un margen de 14 puntos, pero hasta ahora no ha ganado una mayoría de votos en ninguno de los estados donde ya se han realizado elecciones, y Gingrich promete continuar en carrera. La elección en Florida fue la primera de este año en la que solo podían participar los republicanos empadronados. No se permitió la participación de los votantes independientes ni de los demócratas. "Las primarias de Florida representan el premio mayor para Mitt Romney", afirma David Bernstein, comentarista político del Boston Phoenix que ha cubierto la trayectoria de Romney durante años. "Ellos sabían que lo más probable era que Romney no ganara en una gran cantidad de estados del sur del país ni en varios de la región central conservadora y pensaban que Florida era el lugar en el que tenía que ganar. Y a partir de este momento, con la victoria en Florida, sienten que el resto de los estados se van a volcar a su favor."


The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.