2 de Febrero de 2012

El apoyo de Obama a las perforaciones para la extracción de gas natural representa "un momento doloroso" para las comunidades expuestas a la fracturación hidráulica

Splash_image20120202-23510-p3kwae-0

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

La semana pasada, en un discurso sobre el aumento de la producción nacional de energía, el presidente Obama dijo que Estados Unidos era "la Arabia Saudita del gas natural", afirmación que preocupa a John Fenton, un agricultor de Wyoming que ya tiene más de veinte pozos de gas en sus terrenos. La Agencia de Protección Ambiental dictaminó en diciembre que la contaminación del agua en Pavillion, Wyoming, era resultado de la extracción de gas natural y la polémica técnica de extracción conocida como fracturación hidráulica."Las cosas cambiaron muy rápidamente", afirma Fenton, después de que usaron fracturación hidráulica en sus tierras cerca de Pavillion y ahora tiene que transportar agua para beber. "No había pasado mucho tiempo cuando notamos un importante efecto en el agua; empezó a tener olor a combustible diesel; el metano burbujeaba en el agua. A unos vecinos se les murieron algunos animales luego de que bebieran agua y también observamos un enorme impacto en nuestro modo de vida. Ahora, los campos de cultivo están llenos de pozos que tenemos que evitar. Hay gente que entra y sale de nuestros terrenos las 24 horas del día y notamos que el valor de nuestra tierra se devaluó un 50 por ciento". También hablamos con el cineasta Josh Fox que fue detenido por intentar grabar una sesión del Congreso, en la que se analizaba el informe de la Agencia de Protección Ambiental sobre Pavillion. Fox está preparando la segunda parte de Gasland, película premiada que trata del impacto que tiene la fracturación hidráulica en todo Estados Unidos.

Programas recientes Ver más

Programa completo