1 de Marzo de 2012

Cierran centrales eléctricas a carbón en Chicago tras reclamo de residentes por problemas de salud

Crawfordchicagocoalbanner_frame

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Chicago anunció un acuerdo para cerrar dos de las centrales eléctricas a carbón más viejas y contaminantes del país. Durante más de una década, los residentes de las zonas próximas a las centrales eléctricas a carbón Fisk y Crawford protestaron contra la contaminación y sostuvieron que el mercurio y el material particulado cancerígeno agravan el asma y otras posibles enfermedades. "En mi comunidad, la gente tenía miedo", dice Leila Méndez que vive cerca de la planta a carbón Fisk y empezó a tener una participación activa en la comunidad después de experimentar problemas de salud. "Creíamos que no teníamos voz, pero demostramos que cuando nos unimos tenemos voz". Los planes para cerrar las dos instalaciones se producen luego de que en diciembre se aprobaran normas federales más estrictas para el control del mercurio y contaminantes del aire, que les dan a dichas instalaciones un plazo de cuatro años para descontaminar o cerrar; otras empresas optaron por cerrar sus centrales eléctricas.