6 de Marzo de 2012

Grupos anti-nucleares de Georgia intentan impedir la instalación de una nueva planta nuclear

Nuke-1

En este Súper Martes de Georgia hay un tema en el que los candidatos republicanos acuerdan totalmente con el presidente Obama: la energía nuclear. El gobierno federal ha aprobado recientemente la construcción de los primeros reactores nucleares en el país desde 1978. La empresa Southern Company, con sede en Atlanta, tiene la intención de construir dos reactores nuevos en la planta Vogtle, en el este de Georgia. Hablamos con Stephen Smith, miembro de la Alianza del Sur para la Energía Limpia, uno de los nueve grupos que buscan frenar el proyecto, quien señala que las centrales nucleares dependen de garantías crediticias del gobierno dado que Wall Street no tiene interés en invertir. "Se podría pensar que el partido conservador actuaría de manera conservadora a la hora de considerar el uso del dinero de los impuestos y de los contribuyentes con este fin y que pedirían transparencia y apertura al respecto", dice Smith. "Sin embargo, no hemos oído prácticamente nada sobre el tema desde el Partido Republicano".

Escuche/Vea/Lea (en inglés)