28 de Junio de 2012

Nueva investigación socava las denuncias de los republicanos sobre la operación "rápido y furioso"

Fastandfuriousthumb

La Cámara de Representantes decidirá hoy en una votación si acusa al Fiscal General Eric Holder de desacato por su actuación en la investigación sobre un presunto operativo simulado de tráfico de armas. Los legisladores republicanos acusan a Holder de ocultar documentos sobre una operación de incitación al contrabando de armas en la frontera entre México y Estados Unidos, cuyo nombre en clave era "rápido y furioso". Los legisladores republicanos sostienen desde hace meses que agentes estadounidenses impulsaron la venta de miles de armas a intermediarios de los cárteles del narcotráfico mexicano, en un intento de lograr acceder a importantes figuras de las organizaciones criminales de ese país. En el marco de la operación, los agentes federales perdieron la pista de casi 2.500 armas de fuego. Sin embargo, una nueva investigación de seis meses de duración, llevada a cabo por Katherine Eban, de la revista Fortune, llega a la conclusión de que los agentes federales "no tuvieron la intención de permitir que las armas de fuego cayeran en manos de los cárteles mexicanos". Eban comparte con nosotros los hallazgos de su investigación.

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Programas recientes Ver más