23 de Julio de 2012

La representante Carolyn McCarthy pide un control de armas más estricto

Rep_mccarthy_aurora

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

La policía informó que el presunto autor de los asesinatos de Aurora, Colorado, había comprado más de seis mil cargas de municiones por Internet, así como un "cargador de tambor" con capacidad suficiente para albergar 100 balas y hacer 50 ó 60 disparos por minuto. Una compra de esa magnitud se habría restringido, de acuerdo al proyecto de ley propuesto, cuyo tratamiento en Washington está estancado desde hace más de un año. Hablamos con la representante Carolyn McCarthy, destacada defensora del control de armas en el Congreso. McCarthy se presentó como candidata para el Congreso después de que su esposo fuera asesinado y su hijo resultara gravemente herido en el ataque de 1993 ocurrido en un tren de Long Island en el que murieron seis personas. "No es necesario que las armas de asalto con cargadores grandes estén en la calle para el ciudadano de a pie. Son para los militares", afirma McCarthy. "Creo que el pueblo estadounidense comprender eso. El problema es que los políticos y los legisladores de todo el país se sienten intimidados por la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y los fabricantes de armas que invierten tanto dinero que [dicen] 'los bajaremos en las elecciones si se nos oponen'". En respuesta al rechazo expresado por el gobierno de Obama a los pedidos de nuevas leyes de control de armas, la representante McCarthy dice: "[El presidente Obama] sí dijo que teníamos que hacer algo para detener este tipo de violencia en nuestro país. Va a depender de mí, y sin duda de muchos miembros del Congreso, convencerlo. Estamos dispuestos a perder una elección para salvar la vida de la gente y el presidente debería estar haciendo lo mismo".