24 de Julio de 2012

La brutalidad policial en Anaheim desata la furia de los habitantes de esa localidad

Diaz_anaheim

La policía de la ciudad de Anaheim, en el estado de California, enfrenta nuevas acusaciones por homicidio y brutalidad, después de haber disparado fatalmente contra dos hombres latinos el fin de semana y de haber disparando balas de goma contra una multitud de manifestantes. El sábado, la policía de Anaheim disparó contra Manuel Díaz de 24 años de edad, causándole la muerte, después de que el joven presuntamente huyera de un grupo de agentes que lo habían detenido en la calle. Díaz estaba desarmado. Horas después de la muerte de Díaz, se produjo una situación caótica cuando la policía disparó balas de goma y arrojó gases lacrimógenos contra una multitud de residentes del lugar que protestaban contra el asesinato. Otro residente latino, Joel Acevedo, fue muerto a tiros por la policía al día siguiente. La policía sostiene que Acevedo era sospechoso de haber participado en un robo de auto, pero las circunstancias de su muerte aún no se confirmaron. Analizamos la situación en Anaheim con Gustavo Arellano, editor del periódico alternativo OC Weekly, y con Teresa Smith, quien desde 2009 trabaja con las familias para exigir que se impute la responsabilidad de las muertes a la policía de Anaheim. En el año 2099, agentes de policía mataron al hijo de Smith, César Cruz, de 35 años de edad y padre de cinco hijos. "Dado que este es el octavo caso de asesinato en un año, en el que está implicado un agente de policía en la ciudad de Anaheim, la comunidad está muy molesta", dice Arellano. "Hay muchísimos residentes furiosos, y con razón".

Escuche/Vea/Lea (en inglés)