18 de Octubre de 2013

Los bajos salarios de McDonald’s y Burger King les cuestan miles de millones a los contribuyentes

Fastfood1

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Una nueva investigación muestra que más de la mitad de los trabajadores en restaurantes de comida rápida que pagan bajos salarios dependen de la ayuda del Estado para sobrevivir, índice que duplica el de la población activa en su conjunto. Según investigadores de la Universidad de California en Berkeley, los bajos salarios en la industria de los restaurantes de comida rápida les cuesta a los contribuyentes estadounidenses cerca de $7 mil millones de dólares al año, más del total del presupuesto anual de los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades. Otro volumen del informe realizado por la organización National Employment Law Project encontró que al pagar a sus trabajadores salarios insuficientes, McDonald’s sola les cuesta a los estadounidenses $1.2 mil millones de dólares al año. El año pasado solo las diez empresas más importantes de comida rápida registraron ganancias por un monto superior a $7.4 mil millones de dólares.