Hello! You are part of a community of millions who seek out Democracy Now! each month for ad-free daily news you can trust. Maybe you come for our daily headlines. Maybe you come for our in-depth stories that expose corporate and government abuses of power and lift up the voices of ordinary people working to make change in extraordinary times. We produce all of this news at a fraction of the budget of a commercial news operation. We do this without ads, government funding or corporate sponsorship. How? This model of news depends on support from viewers and listeners like you. Today, less than 1% of our visitors support Democracy Now! with a donation each year. If even 3% of our website visitors donated just $10 per month, we could cover our basic operating expenses for a year. Pretty amazing right? If you visit us daily or weekly or even just once a month, now is a great time to make a monthly contribution.

Your Donation: $

7 de Octubre de 2013

La empresa Lavabit se negó a entregarle al FBI acceso “ilimitado” a los correos electrónicos de sus clientes

Ladarlevison

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

En agosto, Lavabit se transformó en la primera empresa de tecnología en cerrar sus puertas antes que entregar al gobierno información de sus clientes. El propietario de Lavabit, Ladar Levison, cerró su empresa de correo encriptado después de resistirse a cumplir con un intento del gobierno de intervenir las comunicaciones de sus clientes. Se acaba de confirmar que el FBI estaba tras el denunciante de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Edward Snowden, que usaba los servicios de Lavabit. Pero Levinson afirma que en lugar de seguir solo a Snowden, el gobierno realmente quería tener acceso a las cuentas de otros 400.000 clientes de Lavabit. Levison ahora afirma que desde que habló en púbico, ha sido citado ante un gran jurado, multado por un monto de $10.000 por entregar las claves de la encriptación en formato papel en lugar de formato digital y amenazado con ser detenido si hablaba. El Departamento de Justicia de EE.UU. empezó a perseguir a Lavabit el día después de que Snowden se diera a conocer como la fuente de las filtraciones sobre la NSA. Levinson nos acompaña para analizar su caso junto a su abogado, Jesse Binnall. “Básicamente; lo que querían era poder escuchar toda la información que entraba y salía de mi red”, afirma Levison.

Programas recientes Ver más

Programa completo