6 de Noviembre de 2013

Un policía de Nueva York arriesga su trabajo por hablar contra la discriminación a personas de color

Adhylpolanco

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

El controvertido programa “detener y cachear” del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York fue un tema importante para los votantes que acudieron a las urnas para elegir alcalde. El tema concitó amplia atención en el mes de agosto cuando la jueza federal Shira Scheindlin determinó que el programa “detener y cachear” era inconstitucional, argumentando que la policía se había basado en una "política de discriminación racial indirecta" que llevaba a los agentes a detener de manera rutinaria a personas "negras y de origen hispano que no habrían sido detenidas si hubieran sido blancas”. Si bien no canceló el uso de esta táctica, Scheindlin nombró a un supervisor federal para que controle una serie de reformas. En un desenlace dramático, la semana pasada dichas reformas fueron suspendidas. El jueves, un tribunal de apelaciones suspendió los cambios, permitiendo de manera efectiva que los agentes de la policía seguieran usando la táctica “detener y cachear”. Escuchamos la reacción de un agente de la policía que habló de los problemas del programa que a él y a otros miles se les pide que usen. Adhyl Polanco fue crítico con la política “detener y cachear” del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York cuando sus superiores les dijeron a los agentes que debían cumplir con una cuota de detenciones o que serían castigados. Polanco grabó la referenia a la cuota que describe, durante las reuniones en su distrito policial y presentó sus preocupaciones ante las autoridades, pero dijo que fue ignorado. Luego llevó la grabación a los medios de comunicación, entre ellos al periódico Village Voice, donde el periodista Graham Rayman escribió una serie titulada Las grabaciones del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, en la que presenta a varios agentes de policía como Polanco. Durante años, Polanco estuvo suspendido con goce de sueldo. Fue reincorporado a la fuerza policial, donde sus tareas fueron modificadas. “No se puede tratar a toda la comunidad negra y latina como si todos estuvieran a punto de cometer un delito", afirma Polanco. “Voy a esposar a cualquiera que esté cometiendo un delito. Pero cuando hay un hombre negro [y dicen]: ‘espósalo, no parece de esta zona’, ¿por qué lo voy a esposar?"

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares