8 de Noviembre de 2013

Los votantes de la ciudad de Nueva York eligen un alcalde que promete cobrar impuestos a los ricos

De_blasio

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Los comicios del martes marcaron un cambio en la arena política de la ciudad de Nueva York, con la elección de un candidato que en reiteradas ocasiones hizo énfasis en su visión progresista. Defensor del Pueblo de la ciudad, Bill de Blasio derrotó por amplia mayoría al republicano Joe Lhota en la contienda electoral por la jefatura de la ciudad, en reemplazo del multimillonario Mike Bloomberg. De Blasio será el primer demócrata que gobernará la ciudad después de dos décadas. Durante la campaña, el mensaje de De Blasio fue lo que él denominó una “historia de dos ciudades” y un cuestionamiento del controvertido programa “detener y cachear” del departamento de policía. El alcalde electo de Blasio llegó al poder con el apoyo del Partido de la familias trabajadoras, una coalición independiente apoyada por los sindicatos, que busca reducir la desigualdad política y social. Los esfuerzos de organización de las bases del partido no se restringen a Nueva York. Hace poco, el partido consiguió una ley histórica para abordar la crisis de la deuda de los estudiantes en Oregon, luchó contra la reforma educativa corporativa en Bridgeport, Connecticut, y consiguió el pago de los días de licencia por enfermedad en Jersey City, Nueva Jersey. Los votantes de Nueva Jersey también consiguieron una enmienda constitucional destinada a aumentar un dólar el salario mínimo y llevarlo a $8.25 dólares la hora, así como agregar aumentos anuales automáticos de acuerdo al costo de vida. “Estamos viviendo en un mundo hecho por Occupy”, afirma Dan Cantor, director ejecutivo del Partido de familias trabajadoras. “Somos beneficiarios de lo que ellos hicieron, porque esto se trata de la desigualdad, que desde mi punto de vista es el tema central en estos días”.

Programas recientes Ver más

Programa completo

Reportajes

Titulares

    Hoy no hay titulares.