20 de Diciembre de 2013

Obama conmuta 8 condenas “injustas” relacionadas con crack de cocaína y la ACLU pide reformas

Turner_headshot

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

En una importante victoria para los defensores de los derechos de los presos, el presidente Obama conmutó las penas de ocho personas que —dijo— estaban cumpliendo condenas injustas por delitos relacionados a las drogas. La mayoría de las personas —seis hombres y dos mujeres— pasaron más de quince años tras las rejas conforme a lo que Obama denominó “un sistema injusto”, donde hubo una disparidad de 100 a 1 en el fallo entre delitos relacionados con polvo o crack de cocaína. La disparidad fue reducida por la Ley de un fallo justo de 2010, pero llegó muy tarde para miles de presos. “Esta es una gran noticia. Esto le da a esta gente la oportunidad de volver a sus familias”, afirma Jennifer Turner, Investigadora de Derechos Humanos en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) y autora del informe "A Living Death: Life Without Parole for Nonviolent Offenses” (Una muerte en vida: la vida sin libertad bajo palabra por delitos no violentos). Turner señala que la medida de Obama es “un importante primer paso” y pide al Congreso que apruebe reformas de los fallos más amplios.